marzo 30, 2013

To...

Yo se a quienes tengo más en mi mente, es hora de que les comente lo que me pasó el jueves, algo que para algunos puede parecer algo tonto, para mi no lo fue. Se trata simplemente de un niño, un poco travieso pero buen niño. Ese día no me sentía para variar con ánimos de nada, pero cuando lo vi me dio una alegría. Ya que el también se había dado cuenta que estaba ahí, y le comenzó a decir a sus tías de jardín. "mamá el  TO", vino el To, el To ta ahí. Es en esos momentos en donde nace un nudo en la garganta, sabes que a pesar de todo lo que ha sucedido, aun hay alguien quien te quiere y se alegra de verte, tan inocente el aprecio mostrado. Bueno no queda decir que el es un inocente que no tiene idea de nada. 

Ese día ya era ambiguo por varias cosas, y el que me dijeran que no pienso en mi hijo solo me enervó más. Pero ese inocente niño, solo veía a su antiguo amigo de juegos, como si quisiera que el se quedara para siempre, pero a la vez no quería quedarme, a final de cuentas era un "Wn de mierda" (creen que no escuché nada, pero inconscientemente me quedó grabado eso). Simplemente me iba a ir, se nota que en ese lugar no era bienvenido. Pero el niño salió, en su pataleta tratando de decir "yo me voy con el To", "To espérame , "To no te vayas", "Tooo". Su mamá solo lo asumió como una pataleta del To, por desgracia para ella, la pataleta era de su propio hijo. To no estaba bien, y ella simplemente lo rechaza. No importa. El cariño de ese niño me deja un tanto tranquilo.

Después el niño quería que lo fuera a dejar, hasta donde iba a ir, pero en el camino se tropieza, y se rasmilla la rodilla derecha, y otra vez, "To, me duele". El acudía a mi, hasta que en un punto ya listo para llegar a destino, se detienen por un gato, yo me alejé para pensar precisamente esto. Hasta que se percató que el To no estaba y se había ido, y me llamaba, "To", "¿mamá el To?". Hasta que ella me vio y le dijo, ahí está el To, y casi cruza la calle, cosa que evité ya que le he dicho muchas veces que solo cruza la calle de la mano de alguien, o si lo tienen en brazos. Entonces pidió que lo llevara en brazos. Solo fui a dejarlo, pero me hizo sentir tan cómodo. Por otra parte su familia también son un caso aparte. Algunos me vieron, otros no. 

Fue rico compartir una última vez con el. Lo quiero, pero a veces uno quiere mas de lo que puede tener.

No hay comentarios.: