mayo 01, 2010

Te quiero mirar... (a)

Toda accion tiene consecuencia, a pesar de que terminemos arrepentidos o no, ya que todo esta hecho asi...
- Isidora, terminamos por hoy.
- Gracias a Dios, ya no podía mas con estos cambios de look.
- No te preocupes querida, ya estarás más tranquila ahora que termino todo.
- ¿Y cuando saldran estas escenas?
- En un mes Isi.
- Cuidense muchachos, los quiero.
- Lo sabemos, por que gracias a nosotros eres feliz.

Fue tan increible terminar de grabar la serie, creo que por fin podre darme un tiempo para mí, sin tener que dar autografos ni tener que salir apurada al canal de television, aunque extrañaré cuando me decian "comprate un auto Isi", o "con esa bicicleta no atropellas ni a una laucha". Pero espero que me pase algo bueno de aqui hasta la proxima temporada de la serie, si es que la hay, este nuevo publico se ha puesto mas chulo en sus gustos, como si estuvieran involucionando, me gustaría sentir que todo lo que hago es disfrutado por alguien, pero no por lo que hago como actriz, mas bien por lo que hago como mujer.

A veces siento que mi novio no me complace, siempre preguntando por eventos o por cosas del trabajo, ha dejado de proponerme poder salir juntos a vacacionar sin rumbo, toda esta rutina se ha vuelto patética, y vuelve patética nuestra relación, que daria por volver a ser simplemente la Isi que logró conquistarlo, cuando no era conocida ni por mis profesores, sin pensar en aquello que atormenta para los quiebres de ideales y sentimientos.

Justo cuando creía que todo se iba a mal, por coincidencias de la vida lo conocí, es más, tropezé con el mientras andaba en bicicleta por la ciclovía.

- Mi lente de la cámara.
- Lo siento, es que iba pensando en otras cosas.
- No te molestes, es culpa mia.
- Te pago el lente de la cámara.
- No es necesario, es reparable.
- Me siento rara, ¿eres la primera persona que no me reconoce?
- ¿Reconocerte?, ¿Quien eres?
- ¿No sabes acerca la serie...?
- ¿Televisión?. Descuida, vengo llegando de un viaje de seis meses.
- ¿Como te llamas?
- Matias, ¿y tú?
- Isidora De Matte.
- No me suena para nada.
- Eh, Gracias por ello.

Conversar con el fué increible, la primera persona que en realidad no tiene ganas de acosarme, como si no existiese el en este pais, pero se notaba mientras hablaba, de como conoce lugares, era emocionante pero me era familiar, como si ya lo conociera de antes, como aquel muchacho siempre tan reservado en el colegio, ese que nunca hablaba con nadie y tampoco buscaba importunar a nadie.

Me gusta salir con el, pero quiero verle una sonrisa, solo espero que mi novio le moleste que esté saliendo con el, por que no quiero perderlo como a otras personas, que por la televisión me tuve que alejar de ellas, es el precio de la fama, pero por favor, no quiero fama.

Con mi novio es otra historia, mal que mal, es quien me apoya en todo, pero a que precio, ya ni hablamos de nosotros, el me ve como una super estrella, siempre preguntando por mis proyectos, y que es de mi, cosas ya cambiaron, pero necesito saber que es, por que el está tan distante conmigo, que es lo que hace, ya no me cuenta nada de su trabajo, siendo que el como economista debe saber cosas todos los dias, me gustaría que Francisco fuese como Matias, solo es que siento que Francisco me oculta algo...

2 comentarios:

Mjot dijo...

Me gustó que ese tal Matías fuera tan especial

Estefania dijo...

Me gustó, aunque conocida en algunos aspectos.
Una relación en cierta forma desgastada, o quizá mal cuidada y la llegada de alguien especial, siempre hace replantear ciertos puntos.
Como dicen por ahí la famosa ley de acción-causa-efecto, dejando de esta forma afuera el azar.
destino-suerte, una delgada línea las separa...
espero la continuación^o^ para ver si lo que creo q vendrá es tan cierto o si el planteamiento es completamente erróneo